Por: Carlos Sánchez / ISC

De niño le pegaba a los sartenes, a los platos. Quizá con el mango de las cucharas. Tal vez en el patio, o en medio de la cocina.

Curso de Producción Musical con Daniel Galindo (2)Su madre lo llevaba siempre, junto a sus hermanos, a conciertos, obras de teatro. Pasaron los años y estudiar música, hacer música, fue inevitable. Una decisión.

Daniel Galindo emprendió la búsqueda, lo que antes experimentaba con los trastes de su casa, se transportó a la universidad, en Boston. Luego explorar el oriente, China. Regresar a su ciudad natal y formar una banda. También repartir el conocimiento.

En el preámbulo de un curso de producción musical que Daniel impartiría en unos minutos más, en Casa de la Cultura de Sonora, en el salón de ensayos de la Orquesta Filarmónica, se dio esta conversación:

– ¿Cómo llega a tu vida la decisión de dedicarte a la música?

-Soy de San Luis Río Colorado, Sonora. Me mudé a Hermosillo a muy corta edad. Mi madre siempre estuvo interesada en que yo y mis hermanos, no que fuéramos artistas, pero que mínimo tuviéramos conciencia de las artes, siempre que había una obra de teatro, siempre que tocaba la orquesta, siempre que había un concierto, nos llevaba, no importaba el género, solo nos llevaba para que nuestra mente escuchara y poder analizarlo. Como a los quince años, mi amá veía que siempre le pegaba a los sartenes, a los platos y ponía música y me ponía a sacar las canciones, o siempre me interesó estar en la rondalla de la escuela, o simplemente escuchaba música, siempre estaba como okey, ya conozco esto, ¿qué sigue, qué sigue?, siempre estaba ansioso.

Empecé a estudiar la universidad en Hermosillo en el Tec de Monterrey, mientras estaba en eso, una de mis bandas favoritas, Dream Theater, vi que ellos habían estudiado en una universidad en Boston, yo dije: ‘bueno, estoy aquí, no tengo nada que perder, voy a aplicar’, y resulta que gané una beca para irme a estudiar allá, dejé todo y me fui. Hice mis estudios, en esos tres años y medio hice cosas muy variadas, pero después me fui a trabajar a China, en posproducción, grabando voces para películas, haciendo diseño de audio, grabando todo el foley que es como los pasos o como regrabar voces o todos los sonidos que deberían ser reales. Después de eso terminé mudándome a Los Ángeles, a trabajar en un estudio.

-¿Cuál es la importancia de la música?

-Es una pregunta que puede tener respuesta larga, pero en pocas palabras para mí la importancia radica en que la música te tiene que dar algo, ver la música como un idioma que la mayoría de la gente lo ve para tener una emoción, entonces para mí la música es simplemente un conjunto de emociones que tú puedes activar en el momento que quieras: si estás triste puedes escuchar música triste, o si te quieres sentir feliz vas a escuchar música feliz, entonces es simplemente una aportación más a tu vida y a tus emociones.

-¿De qué va el curso?

Curso de Producción Musical con Daniel Galindo (3)-El curso es básicamente de producción musical. Me gusta empezar los cursos diciendo qué es producción musical, porque ahorita en el mundo moderno producir música es algo muy amplio, entonces básicamente de lo que hablo con los alumnos es sobre técnicas, así como grabación de instrumentos o librerías de sonidos, de cómo mezclar, cómo masterizar, cómo tratar con un cliente y diferentes estilos de producción, porque no nomás hay uno. Producir, para mí, es como hablar. Todo mundo habla pero cada persona habla de una manera diferente, como puedes decir ‘hola’ puedes decir: ‘hey, qué onda’, o un simple signo de mano, así es como yo veo el producir, puedes dar un mensaje, pero lo puedes dar de diferentes maneras.

-Hablas de técnicas, ¿qué son las técnicas?

-Vamos a ver partes técnicas de cómo producir porque ahora la producción se hace en una computadora, entonces, con técnicas me refiero a diferentes sistemas que se usan para producir, así como puede ser Pro Tools, o Ableton o Logic, y voy a hablar de cuáles son las fortalezas de cada cosa y también como editar voces, o cómo hacer que una voz dé el brillo o la energía que tanto quiere alcanzar el productor.

-¿Qué significa venir a tu estado natal y compartir este curso?

-Me da mucha alegría. Yo además de producir, grabar y mezclar música, me encanta enseñar, es otro aspecto que siempre lo he tenido en mi cabeza, siempre he querido enseñar, y cada vez que vengo doy pequeños cursos, pero siempre me da un gusto poder enseñar. Sé que hay mucha gente que desea hacer lo que yo hago, y no ha tenido la oportunidad porque no ha conseguido alguna beca, no ha tenido recursos, siempre hay algo que los puede detener y que no está en sus manos, y a mí me da mucho gusto compartir las cosas que he aprendido para que otra gente pueda subir de nivel. Estoy encantado de poder venir y hablar de lo que hago.

Vía: Carlos Sánchez para Instituto Sonorense de Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s