Por: Andrés Lechuga

Hace algunos años, en el lejano 2007 uno de los miembros del duopolio televisivo mexicano: Televisa, presentó un bloque de series originales -hechas en casa-: esto constaba de 18 series mexicanas del gigante a cargo de Emilio Azcárraga. De entre estas, para mi gusto destacaron 3:

  1. Los simuladores
  2. ¿Y ahora qué hago?
  3. 13 miedos

Debo decir que poco o nada recuerdo de la última mencionada, por lo que Los simuladores (la cual obtuvo una 2da temporada estrenada dos años más tarde) además de ¿Y ahora qué hago? son las únicas series rescatables de ese bloque anormal de contenido de la televisora creadora de telenovelas 24/7. Desde entonces creía que Los simuladores era la mejor serie mexicana de todos los tiempos, eso era lo que pensaba hasta hace unas semanas.

sr-avilaAproximadamente unas tres semanas atrás me encontraba viendo vídeos en donde hablaban del salto del “youtuber” Chumel Torres hacia el canal de paga HBO; fue entonces que terminé mirando la alfombra roja de la tercera temporada del Sr. Ávila. En ese momento yo desconocía la existencia de la serie.

Continué mirando el vídeo, estaban entrevistando a Tony Dalton (Los simuladores, El infierno, La dictadura perfecta), Adrian Alonso (Bajo la misma luna, Los simuladores) y a varios actores, productores y escritores que no conocía, pero comprendí de qué se trataba todo.

Sr. Ávila es una serie original de HBO Latinoamérica con Tony Dalton como protagonista y Adrian Alonso como su hijo. Inmediatamente después corrí a buscar la serie en diferentes páginas de internet, y afortunadamente la encontré (Perdón por verla pirata, pero no tengo cable).

Desde el primer momento la serie me atrapó, pero antes de continuar les explicaré la trama:

Sr. Ávila (2013):  Roberto Ávila es un esposo y padre de familia que trabaja como vendedor de seguros en una gran oficina, pero aquello es sólo una fachada que esconde su verdadera persona y profesión, el Sr. Ávila es un asesino a sueldo en una organización criminal.

Dicha organización se cubre bajo una funeraria, en donde constantemente llegan clientes solicitando “servicios funerarios”, el jefe decide entonces quien de sus distintos operadores es apto para cumplir con la tarea.

Sr-_Avila_MILIMA20160712_0356_30

El Sr. Ávila escalará en posición dentro de la organización a la vez que su máscara de vendedor de seguros se fragmenta, su pasado regresa cobrando cuentas pendientes y su esposa María e hijo Emiliano sufren las consecuencias de sus actos al punto de hundirse en una pesadilla.

CRITICA/RESEÑA

Primera temporada: Debo aclarar que por no leer bien un titulo, vi el primer capítulo de la tercera temporada del Sr. Ávila (disponible legalmente en YouTube). Así es, sin querer queriendo lo miré completo, y a pesar de sentir rara la trama, pensaba que se trataba de un argumento muy profundo, moderno, no sé. Pero el caso es que cuando me di cuenta me sentí como un estúpido, y toda la impresión y felicidad sentida se fue al demonio (Unas horas después me calmé y empecé a verla como es debido).

Por otro lado, lo siguiente contiene detalles sutiles de la trama. No te diré ningún dato relevante en sí que te eche a perder la serie, pero abundaré en aspectos que no me gustaron de personajes o de la historia. Pero repito, no especifico para no delatar el argumento.

La serie te atrapa desde el inicio, sobre todo esa entrada de hypertimelapse. Los actores están congelados mientras la cámara avanza mostrando distintos ángulos de la escena. Desde entonces se nota la producción y empeño inyectados al proyecto, empezamos bien.

Esta temporada cuenta con 13 episodios, y además de la ya mencionada espectacular entrada, lo que llama la atención es lo que estamos viendo, o más bien lo que no: No es una telenovela.

Anteriormente en México se han producido otras pseduo-series, que al final terminan siendo telenovelas resumidas en menos episodios, al igual que con -el nuevo cine mexicano- que básicamente trata de una desagradable telenovela resumida en hora y media; con el Sr. Ávila en cambio se nota la ausencia del formato ya mencionado, y lamentablemente debo decir que incomoda un poco verlo, lo adjudico a que estamos acostumbrados a ver el mismo formato una y otra vez año tras año.

Mucho OJO: Que sea incomodo de ver no significa que sea malo, sólo es diferente y bueno, bastante bueno. Es como debe ser. Tras el segundo capítulo me acostumbré al fantástico formato.

Los efectos especiales están excelentes, desde los disparos, el fuego, los cuerpos desmembrados, la sangre, las colisiones de automóviles, todo es creíble. Y hablando de sangre y desmembrados, esta serie es para mayores de dieciocho años. Muestran escenas de sexo y de embalsames de cuerpos (de mis favoritas) además de todo lo mencionado.

Respecto a la fotografía, en general me parece bien, pero en las escenas donde muestran hechos del pasado la sobreexposición cansa bastante. Por otro lado la composición de la imagen es excepcional y aumenta conforme avanzan los capítulos.

Sr.-Avila-cast-e1467348090239

Ahora vamos a la historia y sus personajes: Primero hay algunos personajes que pienso que están mal desarrollados. Claro, que no todo puede ser perfecto, pero puede mencionarse para que lo sea.

Por ejemplo, el Sr. Ávila, su familia y compañeros operadores pienso que no actúan como deberían en ciertos momentos. Sobre todo el Sr. Ávila, a veces parece que no esconde lo que es, no se molesta en actuar como un buen esposo o padre, se expone mucho con su familia, sobre todo con el amigo de su hijo. Se siente como si en partes hacen y dicen cosas simplemente porque sí, partes algo descuidadas, o que no consiguieron llegar al personaje que se presumía; por ejemplo con un ex-amigo policía del Sr., alguien corrupto y sanguinario que pienso que el actor no lo dio a relucir.

Por otro lado hay personajes bien diseñados y desarrollados como el mayordomo Iván (Carlos Aragón)  y la forense Ana (Camila Selser). La combinación de ambos genera una solución oscura agradable con toques de humor negro digeribles que además ayudan al avance de los capítulos. Claro que esto no significa que todos los demás sean malos, sino que veo menos errores en ellos.

Otro detalle que no me gustó fue el momento en el cual nos presentan el contexto. El Sr. Ávila ya es asesino y su esposa María ya tiene problemas de salud. En mi opinión me hubiera encantado verlo un poco más humano o con una fachada mejor colocada (como mencioné, en veces parece no importarle mucho tener errores), y a su esposa en un estado de salud pleno y apreciar su deterioro poco a poco, de hecho nunca explican a qué se debe su condición, por otro lado con su hijo Emiliano pasa lo que mencioné, pienso que en veces hace y dice porque sí; haciendo un lado al hijo, ojalá hubiera sido así al menos en los primeros capítulos.

En resumen es una serie bastante buena, y aunque tenga sus errores se comprenden. Para mí supera bastante a Los simuladores, y cualquier otra serie mexicana. Pareciera que Tony Dalton es la fórmula para crear una serie buena en México. Y como digo: capítulo a capítulo mejora, y el final de la temporada es una semilla para todo lo que viene.

Si le diera una calificación, le daría un 8/10 estrellas.

Si tienen HBO no duden en buscar la grilla de programación, o también pueden verla en línea por HBO GO o por medios no oficiales.

Criticas/Opiniones/Comentarios/Declaraciones de amor, favor de depositarlas en mi Twitter: @AndresLechugaH

 

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s