Por: Jacqueline Cheno

¡Heeey Colados!, ¿Qué onda?

Hace unos días viví una de las experiencias más extraordinarias de la vida, si eres amante de los caninos y tu perrita ya fue mamá, sabrás de lo que hablo. Si está por serlo, a continuación te hablare del proceso.

Me preocupaba mucho el hecho de no saber con exactitud qué día iba a dar a luz, la gestación de los perros dura aproximadamente 64 días, pero nosotros no teníamos ni la más remota idea de cuando se embarazo, y la idea de que pariera y estuviera sola me carcomía, así que cada vez que salía de la escuela, trataba de llegar lo antes posible.

DSC_3790.JPGEn una de las tantas tardes que paso con ella, me da por tocarle la panza, mi incógnita era “Si a las mujeres las patean, ¿los cachorros también patearan a la mamá?” Y para mi sorpresa, así fue, tuve mi mano por menos de 5 minutos y sentí como algo desde adentro de mi perrita me pateara; es una sensación increíble, en verdad me sentí muy feliz, y muy anonadada por el hecho de que se hayan movido para mí.

Antes de que mi perrita pariera, comenzó a construir como un nido, y pasaba buen rato en ese lugar; el 26 de agosto, se le ocurre a mi papá sacarla a pasear, 2 horas después del paseo escucho ¡Jacke, veras ven, yo creo que la Fiona ya va parir!, en ese momento deje todo y fui a su lado; estaba muy inquieta y se ponía en una posición como para defecar, después solo vi entre sus piernas una bolsa transparente en donde venía su primer cría, la segunda tardo entre 10 o 15 minutos después y así fueron variando los tiempos; dicen que sobrarle la panza les ayuda mucho, yo aparte daba mis palabras de aliento, después de casi 2 horas de parto se encontraban 5 perritos amamantándose.

Los perritos se encontraban pegados a un cordón que terminaba en una bolsa, nosotros como no sabíamos que hacer, pues se la dejamos, pero tuvimos un problema que no contemplábamos, la bolsa apestaba muchísimo, y una de las crías tenía su pie atorado. Ese cordón se puede cortar, pero tienes que dejarlo un poco largo para que con el tiempo se vaya secando para después caerse. Si tu perrita no puede romperlo, puedes cortarlo, para evitar problemas.

Es una experiencia única, no llore porque soy bien fuerte; es como tener tus propios bebés (supongo, aun no soy mamá), son muy bonitos y duermen como si fueran unos angelitos… Lo duro viene en la noche cuando no se callan, ni dejan de llorar.

Y así es ahora mi vida de abuela, espero les haya servido mi vivencia, si tienen alguna duda les dejo mi twitter @jackecheno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s