Por: Leyra Durán

Marginalidad, esquizofrenia, otredades… ¿Cómo alguien cuerdo puede ponerse en los zapatos de alguien que no lo es?


Selene C. Ramírez García
 empezó a leer tratados de diagnósticos de psicopatologías durante su Maestría; en su Doctorado empezó a tratar temas sobre cuerpo y marginalidades en cuentistas latinoamericanas, a partir de la investigación de estas temáticas surge, dice la autora, una: “necesidad ética” de hacer cuentos sobre voces alternativas.

“El cuento contemporáneo se narra dentro de un espacio cerrado, intimista, condicionado por un microcosmos donde reina la inferencia. En mi caso me sentía imposibilitada a escribir relatos inverosímiles en cuanto a sus cualidades discursivas de adecuación. Quiero decir, no podía otorgar voces focalizadas desde una mirada intelectual: la prostituta no puede hablar como una intelectual, el ratero no puede hablar como un intelectual.

Por ello para mí fue sustancial encontrar esas voces. No es nada fácil asimilar otros ideolectos que apelan por la verosimilitud. Por ello, durante el proceso de escritura traté de dotar a los personajes de características psicológicas propias de sus contextos, de sus historias de vida, intensas como ellos.

asd.jpgLos cuentos son fuertes, violentos, dramáticos, porque evidencian realidades que existen. Aun así en ningún momento se intenta imponer juicios valorativos, por el contrario, estos relatos buscan evidenciar marginalidades sin artificios judicativos”.

En sus 23 textos, Selene nos narra en primera persona y con poder. No sólo tomó asiento y dejó que las letras fluyeran por sus dedos. Para que los personajes fueran verosímiles y adecuados, la autora imitó modos y asimiló voces y movimientos de personajes reales.
Aunque bien sabemos que estamos hablando de ficción, ¿existen verdades dentro de los relatos?

Por supuesto, eso es algo inherente a toda ficción. Es imposible sacar de territorio la realidad de los actos estéticos, inclusive hasta en las muestras artísticas que así lo buscan. Quien escribe posee referentes reales, a partir de ellos ficcionaliza, es aquí cuando la magia inicia. De mis 23 relatos 2 tienen un anclaje muy fuerte en la realidad. Los otros 21 son invenciones que tienen que ver con un desdoblamiento que como sujeto creativo tuve que experimentar. Aun así y a pesar de, es imposible lavarte las manos. Los personajes que construyo son distintos a mí pero tienen dejos de mi manera de estetizar el mundo, de analizarlo, de ordenarlo; se saben dueños de realidades que desconozco de forma física pero que intento sensibilizar desde el discurso, experienciarlas pues.

En el 2014 fue acreedora del Premio Nacional de Narrativa en el concurso Juegos Trigales del Valle del Yaqui Gerardo Cornejo, con su obra De cuando ellos se narraron.

Fueron cuentos que escribí muy rápido, en un mes o mes y medio ya estaban listos. Una persona que aprecio mucho me dijo que estaba abierta la convocatoria y le entré. Nunca pensé que tenía posibilidades reales de ganar, porque es una convocatoria grande. Nunca había ganado una mujer, pero aun así pensé que había que aprovechar el espacio. Meses después, cuando me informaron sobre el veredicto me sorprendí en demasía. Me sorprendí y tuve miedo porque existe todavía mucha gente que no sabe separar ficción de realidad. Sentía que podían existir malas interpretaciones de los textos al tratar de buscar analogías con mi propia historia de vida. Ahora el libro es una realidad y el miedo desapareció. Es imposible querer determinar a priori las interpretaciones de la recepción de una obra estética. . Pero como te comentaba al inicio, el libro en general, como tópico de construcción, busca ceder la voz, evidenciar marginalidades y empoderar el discurso del subalterno

Selene como mujer y autora se propuso ejercer “una literatura fuerte con la intención de romper paradigmas basados en los estereotipos obsoletos sobre la construcción del sexo débil.” A parte considera que: “la literatura posee la responsabilidad social de evidenciar lo que sucede en todos los espacios de enunciación.” Por ello, De cuando ellos se narraron es un libro necesario para romper moldes sobre los cuerpos y sobre la misma literatura. Es un libro con distintos contenidos donde predominan el morbo, las historias ácidas y el humor negro.

 

2 comentarios sobre “Cuando ellos se narraron: Alguien cuerdo en los zapatos de quien no lo es

  1. El cuentario esta genial. Me encantó. Como dijo un maestro de Selene, cuando ella estaba estudiando la licenciatura:”ha nacido una nueva forma de escribir”. Soy su fan número uno. No le pierdan la pista a mi hija, porque con su talento y tesón, será una gloria nacional.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s