Por: Michelle García

A lo largo de nuestra vida como estudiantes, nos encontramos con maestros muy diversos. Entre ellos existen aquellos que solo dan la clase de 1 hora y aquellos que en verdad se preocupan por nuestra educación.

Encontramos en ellos un mentor, un amigo, una motivación. Nos sentimos admirados por su conocimiento y profesionalismo. Son esos que rara vez llegan a nuestras aulas, y también, son pocas las veces en las que los aprovechamos.

En este caso, ese maestro es arquitecto, uno que a base de esfuerzo y convicción ha llegado a ser un profesional reconocido.

Noel Corona, es Director del despacho CREA Arquitectos, Maestro en la Universidad de Sonora y fue presidente del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de Hermosillo, teniendo apenas 35 años de edad. ¿Cómo lo hizo?, a continuación él nos platica un poco de sus experiencias laborales e ideales que lo ayudaron a lograr lo que hoy representa.

  • Primeramente, ¿por qué decidió ser arquitecto?

“Desde niño, hubieron muchas cosas que me llevaron al tema de la creatividad, del arte, de la música, con personas a las que les interesaban temas artísticos, así como de construcción. Gracias a tíos que me llevaban a construcciones empecé a tener un gusto por desarrollar ideas. Al combinar el arte, música y construcción, empiezas a encontrarle un sentido a las ideas relacionadas con la composición. Al momento de entrar a la preparatoria, me di cuenta que la arquitectura explotaba esos aspectos”.  

  • ¿Cuál ha sido el proyecto más impactante que ha desarrollado?

“Siento que los proyectos más importantes para uno, no son necesariamente los más trascendentes, en este caso, los proyectos que nos han marcado (CREA Arquitectos), fue un edificio que desde jóvenes nos llamaba mucho la atención, un edificio emblemático, que es el Museo Biblioteca de la Universidad de Sonora. Marcó nuestra vida profesional porque era algo que nosotros admirábamos como estudiantes, y al momento de intervenirlo, sientes una emoción, y lo haces con muchas ganas, pero lo más interesante es que fuimos aprendiendo de historia, restauración, cultura de la región, entre otras cosas, fueron varias áreas que nos fueron dando mucho conocimiento.

Cuando entramos al proyecto desconocíamos muchas de las cosas, pero al momento de meterte a solucionar las áreas, todo era muy diferente pues es un edificio del siglo pasado, que tenía muchas dolencias que ahora es difícil de adaptar con toda la tecnología actual. Por lo tanto creo que fue un proyecto que nos marcó mucho. Otro que nos ha formado y que lo queremos mucho es un proyecto de un hospital, este nos ayudó a madurar. Esos son los dos pasos firmes que nos han hecho decir, ¡Caray!, ésta es la realidad de la arquitectura.”

  • ¿Cuándo fue que decidió tener una empresa?

“Cuando nosotros éramos estudiantes empezamos a dar servicios de lo que sabíamos hacer: dibujos, presentaciones, y trabajábamos para maestros.

A nosotros nos tocó la transición de la tecnología, y era algo que muchos despachos no dominaban, abrimos campo en ese sentido, y nos dimos cuenta que podíamos aprovechar eso, ya después llego el tiempo de consolidarnos como empresa, y hacerlo todo formal.”

  • Siendo maestro y director de un despacho ¿Cómo administra su tiempo?

“El tiempo de nosotros los arquitectos es imposible administrarlo, porque cuando desarrollas creatividad e ideas, es un valor difícilmente cuantitativo, no se puede decir: ah de esta hora a esta hora desarrollare el concepto. A lo mejor tardas días, o 20 minutos. Lo que sí es sumamente fundamental es determinar tiempos para las tareas que se tienen que hacer, por ejemplo, si un día tienes que estar en la escuela, es medular hacerlo, porque no nomas es el contacto de enseñanza docente – alumno, no solo llegas a compartir lo que conoces, si no que el mismo alumno te retroalimenta, te recuerda que hay que tener ideas, que hay que atreverse, te inspira y es una parte de la formación. Por eso es importante dedicarle tiempo, es capacitarte de otra forma.

Dedicarle tiempo a la salud mental y física, cuando no hay salud, cuando no haces algo para devolverle a la sociedad, no inspiras lo más valioso que tiene el ser humano que es su esencia, entonces cuando estas desarrollando algo, y no hay otra cosa que te inspire, tu comportamiento se cansa. Si le dedicas tiempo a un niño, a un enfermo, a ayudar a la comunidad, se llega con un casete completamente renovado y como nosotros trabajamos con el ser humano, siento que es necesario.

No sé cómo se administra nuestro tiempo pero, definitivamente tiene que haber contacto con la naturaleza, con uno mismo, con lo académico, si no, no se incentiva la creatividad ni tu capacidad de raciocinio.”

“… lo más valioso que tiene el ser humano es su esencia…”

  • ¿Cómo maneja inquietudes de sus trabajadores?

“Siempre debe de haber una palabra que es fundamental: el bien común. Tú necesitas como equipo dejar a un lado tu mente individual. Debe de haber colectividad en las ideas, y maneras de pensar.

Mientras haya esa apertura mental nunca va a haber diferencias. La diversidad de opinión lo único que va a hacer es enriquecerte. Claro que puedes estar en desacuerdo con algo, y la solución es hablarlo claro no radicalmente.”

  • ¿Qué consejo le daría a estudiantes que están a punto de desarrollarse en el ámbito profesional?

“Que si tú crees que es posible tienes toda la razón y si no crees que es posible, también tienes toda la razón, así de sencillo y así de complejo. No hay ninguna regla o camino, el éxito es relativo, no tiene un significado propiamente.

Lo que sí, es que definitivamente la búsqueda de la felicidad tiene que estar en tu esencia y tener un objetivo. Por más poco o mucho que sea ese logro, que sea algo que verdaderamente quiere tu corazón.

Finalmente, ¿Cuándo estaba estudiando ya sabía que iba a lograr lo que hasta ahora? Por supuesto que no, tu nunca sabes de lo que eres capaz de lograr. Hay muchas cosas que me han sorprendido de mí mismo, de manera positiva y negativamente. La vida te va enseñando esos pasajes que te hacen caer en cuenta y decir que definitivamente nunca estamos listos para nada, pero es un gran error no buscar lo que queremos y hacerlo.

Existe un gran debate en el mundo de la arquitectura, sobre si es arte o no, pero en este día de las artes, un arquitecto como Noel Corona, digno de respeto , inspirador, positivo y con una mente artística, que más que una mención, merece un día.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s