Por: Esaú Ortega

Después de algunos mensajes de texto y un par de llamadas, pocos minutos antes de la hora dicha, llegue al lugar acordado, un centro comercial bastante conocido en la ciudad. Estuve sentado en una banca y a punto de llegar el momento recibí una llamada de ella para disculparse y decirme que tardaría en llegar, pero llegaría. Mientras tanto camine por los pasillos del inmueble viendo los diferentes recintos de comercio. La gente iba de un lugar a otro y el tiempo pasaba.

Minutos más tarde recibo otra llamada en la cual me confirmada su llegada al sitio, sólo habría que encontrarnos y para ello seguí caminando un poco más cuando de pronto veo venir una chica caminando de manera estilizada, su cabello se movía de un lado a otro, su mirada hipnotizaba y su figura femenina despampanante la hacía notar entre el gentío presente. Por ello me acerque y ella me identifico, nos saludamos y seguimos caminando para ubicarnos en donde haría la siguiente entrevista.

¿Cuál es tu alias? Arlette.

¿Por qué ese nombre? Va a sonar muy tonto (risas), pero lo saque de una serie brasileña. Allí salía una chica escort con ese nombre.

¿A qué edad comenzaste en el mundo? A los 20, pero exactamente hace 7 meses.

¿Cuál fue el motivo de iniciar en ello? Pues la escuela, salir adelante, cubrir… no sé, cambiar mi estilo de vida que llevaba. Yo quería estudiar y muchas posibilidades no me lo permitían.

¿Recibías apoyo de tu familia? No, yo los apoyaba a ellos. Se me complicaba y pues ya no quedaba nada para lo que yo quería. Decidí salir de mi casa y dedicarme a esto para pagar mis estudios, yo creo que me va mejor así, aunque tenga que pagar renta(risas).

¿Cuáles son los servicios que ofreces? Todo tipo de relaciones íntimas, y de acompañante también. No sé por qué me contratan más para eventos que para, bueno ambas, pero me sale mucho de eventos; acompañante, ir a comer, de bodas y cosas así.

¿Haces servicio a mujeres? Con ellas nada porque… Bueno, de mujer a mujer no hay como me pueda proteger y pues no me voy a arriesgar.

¿Cuáles son los costos de tus servicios? Por evento, o sea sin relaciones, es menor la cantidad, por hora $600 y ya cuando hay relaciones, son $1200.

¿Cómo son la mayoría de tus clientes? La mayoría he tenido la suerte de que son personas educadas, personas, hasta cierto punto, confiables. Bueno, he tenido la suerte de que la mayoría me he tratado completamente bien, o sea, muy respetuosos, muy caballerosos, muy buena onda…

¿Una mala experiencia que hayas vivido? Demasiadas (risas). Una vez me toco un hombre… Mira, yo no soy de las personas que discriminan, pero la mayoría de mis clientes… Tú pones una tarifa de acuerdo a como tú te sientes y de acuerdo a como sientes quién lo puede pagar, ¿sí? Entonces, hay quien no le pesa dar $1200 en una hora y que al mismo tiempo se acabe y bye. Entonces tú más o menos ves como que tipo de clientes, o sea tienes como la visión de qué tipo de clientes vas a tener. La mayoría son adultos, personas correctas y señores bien. Pero una vez me toco un chavo que, literal, yo creo que rompió el cochinito te lo juro(risas). Yo trato a las personas por igual, pero en este tipo de cosas una es un poco delicada por la cuestión de la higiene, eso es a lo que voy, entonces como que este cliente venia de la obra o no sé(risas). Desde que lo vi dije –no diosito, no me hagas esto- se quitó los zapatos y sus uñas de gran tamaño y él todo súper sucio, le dije –sabes que no, báñate o no puedo trabajar contigo- como que se ofendió, pero no es mi culpa, yo especifico mucho lo de la higiene. Yo me fui, pero lo malo es que no sabes cómo va a reaccionar esa persona.

Lo que yo tengo de desventaja, por ser independiente, es que si me pasa algo pues ni quien me ayude, ni a quien decirle. Yo si me arriesgo demasiado.

¿Cuáles son los peligros a los que consideras estas expuesta? Pues una vez fui a cierto domicilio, fue un error que cometí debido a la necesidad y que andaba sin dinero. Hay quienes lo hacen, pero tienen quien las acompañe. Yo no, me arriesgo demasiado. Entonces llegue al lugar, era una “casa de seguridad”, ahí los chavos estaban en mal plan y quien me contrato era el encargado del lugar en esa ocasión y pues ya te imaginaras “armas y un montón de cosas que nada que ver”. Estaba súper asustada, pero debía actuar de manera tranquila, normal… Dure ahí tres horas.

¿Has considerado tener alguien para que te cuide? Ah sí, pero te quitan tu dinero. Daría lo mismo, entonces pues mejor no hago eso y me regreso a mi casa. A esas personas les das casi el %50 de lo que estas ganando y pues no.

¿Algún amigo, familia o conocido a considerar para tu seguridad? De principio… Mira yo entre a esto porque tengo un amigo, un súper amigo… Regularmente me junto con personas mayores que yo, entonces este hombre tiene 37 años, es abogado y viene de Tijuana, allá las personas son más liberales, “él tiene un colmillo que camina y raya el piso”.  Él fue quien me dijo –debería entrar a esto si realmente quieres dinero- le respondí, entre broma –pues sí, debería…- Así que comenzamos a explorar el mercado y vimos que podía ser en línea. Me enseñó a hablar, actuar, o sea todo. Ya con el tiempo que vi como estaba la onda pues le puse lo mío y comencé a ser yo. Me gustó, no me encantó(risas), porque en eventos te presumen como una amiga que están conociendo y yo así de “sí, aja”. Me siento bien, porque no a cualquier persona del medio la llevarías a un evento así.

De principio a él era el que le avisaba en donde estaba, la hora de inicio y final y si no le avisaba me acuerdo que él me hablaba a mí para saber si estaba bien. Pero con el tiempo… Como no le das nada, a final de cuentas él no está ganando, si soy su amiga y pues me empecé a sentir mal, creía que hasta lo molestaba y pues le dejé de enviar mensajes.

¿De qué rango son algunos de tus clientes? Son diferentes tipos de personas. Uno es muy destacado porque es un empresario de Veracruz que seguido veo porque viaja muy seguido y me lleva a donde él está. Cuando viene a Guadalajara me habla y a todos los eventos lo acompaño, es como si fuera su novia. Siempre estoy en su departamento y no en mi casa cuando él viene.

¿En qué inviertes la mayoría de tu dinero? Escuela, transporte y renta. Es lo más fuerte de gastos y todo es cada mes.

¿Cuáles son tus pasatiempos? Los tiempos libres, de verdad los utilizo para estar en mi casa; limpiar, hacer de comer, acostarme, ver series… De verdad me gusta estar como en mi hábitat sin que me molesten. Me gusta estar sola ya que siempre estoy con gente.

Tengo una prima que es como mi amiga y sabe lo que hago. Cuando tengo tiempo libre le hablo y con ella paso el tiempo. Es con la única persona que me siento en plena confianza.

¿Por qué no decirle a tu familia lo que es tu trabajo? No, me quitan el apellido. Lo he pensado varias veces, pero no, mi mamá y mis hermanas me dejarían de hablar. Una vez, antes de que saliera de casa, lo sospecharon y mi mamá me súper regaño pidiéndome decir la verdad. En mi familia son de “si lo haces bye, nos dolería”.

¿Has pensado en tener una relación formal? Sí, de hecho, la tengo. No hace tanto que lo conozco(risas).

¿cómo se da su relación? Te va a sonar curioso y hasta te va a dar risa, pero él era un cliente más que me escribió para solicitar mi servicio, digamos que todo comenzó con un “cuánto cobras”. Recuerdo que me citó y antes de llegar la hora me marcó para decirme que tuvo un contratiempo y llegaría un poco tarde. Ese día me encontraba en cierta plaza de la ciudad porque había ido de comprar, así que de ahí pretendía irme al servicio cuando me topé con que la app del transporte a utilizar no funcionaba y pues me vi en la necesidad de marcarle al cliente para decirle si por favor podría solicitarme el transporte. Me dijo que donde estaba para pedirlo y cuando le respondí en donde, contesto- ¿en serio? También estoy ahí, camina hacia tal lugar y me veras- Lo hice, nos encontramos, lo saludé y nos fuimos platicando todo el camino, llegamos al lugar y él seguía súper entretenido con la plática, me seguía preguntando del tema. Total, pasó lo que tenía que pasar y después de ello la plática continuó. Mencione a una persona y se sorprendió, pregunte qué pasaba y respondió, de manera tranquila, que nada.

Al día siguiente me escribió para agradecerme por el servicio e intentando hacerme platica. Me invito a salir a comer, o al cine, o a donde a mí me gustara ir. Acepte la invitación y así fu como comenzamos a salir. Seguimos saliendo y al tiempo me llevo con su familia y yo con la mía, ya me presentaba como su novia.

¿Cuál es su opinión de tu trabajo? Desde un principio yo le deje claro que por ahora no me retiraría del trabajo, él acepto y me dijo que simplemente no le platicara nada de eso. Pero hay ocasiones que me pregunta de manera indirecta.

¿Cómo visualizas un futuro con él? Una familia, de hecho, él me ha hablado de casarnos, pero yo insisto en que por ahora hay varios gastos y por ello no me puedo retirar del trabajo.

De verdad lo quiero, lo adoro…  Sí me veo con familia a su lado. Es muy cariñoso y me trata súper bien, me da mi lugar.

Al tener relaciones íntimas, ¿Cuál es la diferencia entre un cliente y tu novio? Es diferente. Cuando estoy con un cliente entrego mi cuerpo, por decirlo así, pero yo sé que solo es por ese momento. Cuando estoy con mi novio me entrego por completo; en cuerpo y alma.

Con mi novio deseo tener relaciones porque lo quiero y pues con un cliente no.

¿Consideras que una escort es lo mismo que una prostituta? Para mi es lo mismo, las dos hacen lo mismo. Pero yo digo que si hay mujeres que quieren acostarse con varios hombres, pues mínimo saquen provecho y lo disfruten. Si te gusta hacerlo sácale ganancia, no seas tonta y lo hagas sin ganar nada.

Describe un día normal en tu vida. Me levanto, voy a la universidad… Cuando salgo de ahí no siempre es lo mismo, en ocasiones me voy al trabajo y otras a mi casa. Si sale trabajo pues voy, haga el servicio y al terminar regreso a casa para descansar y hacer tareas.

Me queda lejos la escuela y si después de eso debo ir al trabajo pues depende de donde se encuentre el cliente. Se me va demasiado tiempo del día en transportarme de un lugar a otro.

 

Un comentario sobre “Arlette, como en la serie brasileña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s