El primer acercamiento de las niñas mexicanas a la menstruación es en su libro de Ciencias Naturales de cuarto grado de primaria, donde en un párrafo les explican que al producirse las células sexuales el cuerpo humano este se encuentra sexualmente maduro y en condición de procrear, así en la mujer inicia la menstruación.

Hasta quinto grado en unas escasas hojas de su libro de texto se les explica qué es, cuál es su funcionamiento, cómo y por qué se produce. Después de esto, nunca más en el sistema educativo obligatorio mexicano se vuelve a tocar el tema.

No se habla del periodo, la cuestión educativa no va más allá de que las mujeres sangran o van a sangrar. Explica Paola Rodríguez Román, psicóloga y sexóloga de la Asociación Sonorense para la Salud Reproductiva.

“Por eso se aborda con esa situación de la risa, de la burla y eso sucede también en personas adultas, muchas veces. Eso hace sentir a las mujeres con pena, con culpa; siendo que no tienen nada de qué avergonzarse.”

Aunque para ella cada vez hay más apertura en el sistema educativo y familiar para poder dar información, en algunas familias o escuelas hay un límite.

“Dicen no, es que la educación sexual tiene que ser o el tema de la menstruación tiene que ser breve, conciso. No hay que ir más allá porque si uno dice pregúntame, agarran vuelo, dicen algunos. Pero eso es quitarte tu uniforme de profesional y te lo pones como de mamá asustada o papá asustado, de escándalo.”

A pesar de eso, actualmente el sector social está influyendo para que haya un mayor conocimiento sobre la regla, prueba de ello es el activismo menstrual.

“Esas mujeres activistas, esas mujeres promotoras impactan en sus entornos laborales, en donde ellas estudian, en sus hijas o hijos, donde ellas estén colaborando”, comenta Paola.

Activismo menstrual

El activismo menstrual, es un movimiento que inició en Canadá y Estados Unidos, tiene sus raíces en el movimiento por la salud de las mujeres de los años setenta y ochenta. El cual combatía el establecimiento médico dominado por hombres e incitaba a las mujeres a tomar el control de sus cuerpos y salud.

Chris Bobel en su artículo “Our Revolution Has Style”: Contemporary Menstrual Activist “Doing Feminism” in the Third Wave, narra la breve historia de este activismo y los retos a los que se enfrenta.

Las principales preocupaciones de las activistas menstruales son: el impacto que tienen los productos de higiene femenina en el medio ambiente y en la salud, la seguridad y costos elevados de estos artículos, y la generación de nuevo conocimiento.

Soy1Soy4: primera comunidad especializada en el ciclo menstrual

Erika Irusta es la única pedadoga menstrual que existe, aunque ese concepto no existe como término estándar. Es una vía pionera donde ella estudia y desarrolla un cuerpo de conocimiento y metodología pedagógica en torno a la educación menstrual, así lo explica ella en su blog  El camino rubí.

Su objetivo principal es el (re)conocimiento del funcionamiento del ciclo  menstrual/ovulatorio en el propio cuerpo, comprensión del simbólico (cultural) que rodea esta experiencia, generación de conocimiento y así como crear una cultura de cuidados para todos los cuerpos.

En 2015 creó la primera comunidad educativa online a nivel mundial sobre el periodo, llamada Soy1Soy4, es un espacio para la formación continua donde las mujeres tienen, mes a mes, contenido fresco y exclusivo para trabajar al detalle cada fase: de lo más científico a lo más cultural, tejiendo siempre desde su experiencia y voz.

Las mujeres que forman parte de esta escuela pueden compartir estados, fotos, vídeos e interactuar con las demás alumnas, es una red social sin censura. Cuenta con un aula virtual con acceso completo a material didáctico para conocer los cambios hormonales y disfrutar de ellos. Además de tener un laboratorio de mujeres que investigan de su cuerpo para su cuerpo.

Apps: calendarios menstruales

La tecnología se adapta a las necesidades de los seres humanos, es por eso que existen un sin fin de herramientas para hacer la vida más fácil. Las aplicaciones son una de ellas, porque las mujeres son fértiles solo unos días del mes y para tener un mayor control de todo lo relacionado a su ciclo se crearon los calendarios menstruales, estas aplicaciones ayudan a controlar todo lo que sucede entorno al periodo.

Clue fue nominada “Top aplicación de monitoreo del ciclo menstrual” por el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos. En su página web, dice que su objetivo es proporcionar los medios para registrar y descubrir los patrones distintivos de cada ciclo, ya que la tecnología móvil conectada es el futuro de la salud femenina.

Esta es una de las apps más atractivas debido a su diseño y aspecto visual, Clue va aprendiendo de cada usuaria al ofrecerles varias opciones de seguimiento como: periodo, en donde se señala el sangrado y el tipo de producto de higiene usa. Cuerpo, ahí se pregunta todo lo relacionado al aspecto fisiológico (antojos, cabello, digestión, dolor, flujo cervical, heces, peso, piel y temperatura). Vitalidad, todo lo relacionado a lo psicológico (emociones, energía, mental, motivación, social y sueño). Actividades (citas y eventos, ejercicio, fiesta, meditación y sexo). Médico, lo relacionado a la salud, sobre todo la anticoncepción (anillo vaginal, diu, dolencias, inyección, medicación, parche, píldoras y tests).

Con la recopilación de esos datos el calendario es capaz de prever cuándo comenzará el nuevo ciclo, los días fértiles, si hay retraso, anomalías, entre otras cosas. También cuenta con explicaciones médicas detalladas acerca de todas las fases del ciclo menstrual, ofreciendo información ante posibles dudas.

Existen una gran gama de aplicaciones sobre calendarios menstruales, adecuados para cada tipo de mujer y dispositivo móvil, además de que varias son gratuitas.

Visibilización mediática

2016 es considerado el año de la regla según El País, porque en ese año varias famosas hablaron abiertamente sobre su menstruación. Una de las más recordadas es Jennifer Lawrence que en la Ceremonia de los Golden Globes contó que había elegido ese vestido al ser el más adecuado porque se encontraba en su periodo.

También la nadadora china Fu Yuanhui, en una entrevista que se le hizo después de concluir una de sus participaciones en los Juegos Olímpicos 2016, dijo que no hizo la marca que esperaba porque estaba en sus días y estaba cansada.

Las redes sociales e internet han permitido visibilizar más el tema, ilustradoras y caricaturitas como Flavita Banana, Ana Belén Rivero y Lola Vendetta, a través de viñetas e ilustraciones cómicas, irónicas e incluso que cuentan sus propias experiencias, promueven la menstruación como un proceso biológico y natural del que no deben avergonzarse.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Pero no solo se trata de ilustradoras, también hay influencers que hablan del tema con la naturalidad que merece. Yuya, la mujer youtuber con más suscriptores a nivel mundial ha realizado varios vídeos hablando de la regla y de la copa menstrual. Así como otros youtubers que han hecho sketches donde a través del humor normalizan el tema.

A través del arte activistas y colectivos feministas buscan eliminar tabúes sobre la regla, un ejemplo es Alternativas Ecológicas de México, que en 2014 organizó su primer Concurso Nacional de Dibujo y Pintura Menstrual. El cual “nace con la finalidad de fomentar una visión natural, abierta, creativa e informada del ciclo menstrual y del cuerpo femenino”, comentó Pierre Beltrán (uno de los impulsores del concurso) en una entrevista realizada por Vice.

La sexóloga Paola Rodriguez considera que con el acceso a los servicios públicos y privados o entre personas, con el acceso a la información, con la educación que tiene que ser más objetiva y basada en derechos humanos, hay muchas oportunidades y se están dando aperturas en las escuelas e instituciones. Los centros de salud o instituciones tienen campañas, tienen módulos o las familias ya buscan involucrarse en actividades relacionadas a temas que tienen que ver con todo lo relacionado a los ciclos, las mujeres y el cuerpo.

“Entonces nuestro cuerpo ya no es visto como un enigma, como una situación fuera de nuestro control.”

Paola Rodríguez Román

Acciones como estas hacen que la menstruación deje de verse como algo negativo y se comience a vivir una revolución menstrual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s